Facundo Casillas: «Buscamos replicar nuestro modelo de gestión en Paraguay y Chile»

El director comercial de TASA Logística, empresa ganadora del Premio Nacional a la Calidad 2017, habla sobre la implementación de los programas e iniciativas que los sitúan en un alto estándar de competencia y sus expectativas para 2018.

Cada vez más es necesario cumplir con los estándares de calidad para competir en un mercado exigente donde la gestión eficiente se torna central. Cumpliendo esta consigna, con la mira puesta en la mejora continua, TASA Logística participó y recibió el reconocimiento instituido por la ley 24.127/92, que distingue a las empresas e instituciones que implementan procesos de mejora continua y sistemas de gestión de calidad con el fin de agregar valor a su oferta de servicios. «Recibir un premio tan prestigioso es la confirmación de que estamos en el camino correcto, colaborando desde nuestro lugar para que la logística sea un eslabón clave en el desarrollo económico y social del país», opinó Gabriel Beltramino, director de TASA Logística. Y, luego de afirmar que son los clientes los que paulatinamente demandan calidad, Facundo Casillas, director comercial, expresó que «los ahorros generados en la etapa de implementación son altamente significativos», y además anticipó que planean implementar el modelo en las sucursales de Paraguay y Chile.

-¿Qué implica ser premiados por su calidad?

 -Es el premio más importante y prestigioso al que pueden aspirar empresas y organizaciones sin fines de lucro que puedan exhibir una gestión organizacional de excelencia, y se suma a las dos menciones especiales obtenidas en 2016 en Planeamiento Estratégico y Conocimiento de Mercados y Clientes. Con esto, TASA cumple un hito más en la búsqueda de excelencia y continúa trabajando en el compromiso asumido con los clientes para asegurar la calidad de servicio. Implica un orgullo por un objetivo logrado y el desafío de mantener los estándares y definir metas que eleven cada día nuestro nivel de servicio y gestión. Además, nos marca un nuevo punto de partida que nos motiva a continuar en la constante búsqueda de la excelencia y la sustentabilidad en la gestión. El mayor desafío ahora es transmitir a la organización que la obtención del premio no es el punto de llegada, sino solo un incentivo más para dar los próximos pasos.

 -¿Cómo fue el proceso?

-TASA Logística ha adoptado desde el inicio el Modelo para una Gestión de Excelencia que propone el Premio Nacional a la Calidad (PNC), como plataforma de gestión. En este marco, realizamos en forma continua autoevaluaciones anuales siguiendo los criterios propuestos y desarrollando planes de acción para cubrir los gaps detectados. Las empresas que definen competir inician un proceso de evaluación exhaustiva donde el equipo evaluador busca verificar el nivel de cumplimiento y consistencia entre las prácticas de las organizaciones participantes y las metodologías sugeridas por el modelo de gestión, validando también que la empresa posea un sistema de gestión que asegure la continuidad de esos resultados a lo largo del tiempo.

-¿Y cómo se llevan a cabo las evaluaciones?

 -El proceso de evaluación se realiza en función de una serie de criterios aplicables a todo tipo de organización, sustentados en tres componentes: liderazgo, sistema de gestión y resultados. Un equipo formado por jueces y una junta de evaluadores la realizan.

-¿A cuántas personas y niveles dentro de la organización involucra?

-La metodología propuesta se ha ido incorporando en todos los equipos de trabajo a través de procesos estructurados de difusión y capacitación, y hoy forman parte del ADN de TASA.

-¿Es una puerta necesaria para generar vínculos con empresas transnacionales?

-Sin dudas el foco en la excelencia ha sido una herramienta fundamental para el crecimiento de TASA en estos últimos cinco años, nos ha permitido profesionalizarnos y generar un ámbito de mejora continua del que sin dudas nos hemos beneficiado. Como parte de este plan de expansión, en 2016 comenzamos nuestra regionalización en Paraguay y en Chile, donde actualmente ya estamos con estructuras operando, y buscamos replicar el modelo de gestión basado en el PNC que hemos implementado en la Argentina.

-¿Hay predisposición de los empleados a contribuir con las metas de calidad?

-El rol de los colaboradores es fundamental. Toda estrategia de calidad está basada en el cambio de conductas por parte de cada individuo, por eso el compromiso de los empleados es de vital importancia. Y, en ese sentido, el plan incluye acciones de comunicación, entrenamiento, capacitación y reconocimiento para apalancar el cambio. El compromiso con los valores de la excelencia está presente en los accionistas y es transmitido a todos los niveles de la organización mediante el ejemplo permanente de su conducta. Los logros alcanzados en términos de excelencia fueron posibles gracias al compromiso del equipo de Dirección y de todos los colaboradores.

-¿Se percibe este trabajo en el día a día?

-Cada vez más, los requerimientos de clientes incluyen el cumplimiento de estándares definidos, la certificación de normas específicas o programas propios desarrollados por cada cliente. En este marco, el modelo del PNC es una herramienta muy amplia que permite integrar los requisitos de clientes con los programas internos en la búsqueda de la competitividad. Este es un trabajo diario de búsqueda por mejorar estándares y lograr la satisfacción de los clientes.

-Apostar a la calidad implica tiempo y dinero, ¿tarda en llegar el retorno?

-Podemos decir que es una inversión a largo plazo. Si bien inicialmente se requiere alguna adecuación, los ahorros generados en la etapa de implementación son altamente significativos. El retorno no solo proviene de implementar programas de mejora específicos con metodologías adecuadas, sino también del alto grado de motivación del personal que participa de los proyectos y los logros por cumplimiento de estándares de clientes.

-¿Qué otras certificaciones o programas en esta línea han alcanzado?

-Hemos avanzado también en otras certificaciones que nos diferencian como operador logístico, como la certificación Leed (Leadership in Energy & Environmental Design) categoría Silver, otorgada por el US Green Building Council en el Centro de Distribución Monumental construido en Pilar. Además, somos la única empresa de logística en la Argentina que ha alcanzado la certificación de la Norma Global BRC (British Retail Consortium), específica para Almacenamiento y Distribución en las Operaciones CDM, CD TASA Pacheco, CD TASA Tortuguitas y CD TASA Fátima y también certificamos ISO 9001-2015 en diferentes operaciones y administración central, entre otras vinculadas a ética y responsabilidad social.

-¿Cómo se comportó la actividad durante 2017?

-En materia de volúmenes ha sido un año complejo; en el último trimestre hemos comenzado a registrar crecimiento en diferentes operaciones, tanto vinculadas al rubro de consumo masivo como a la industria. En términos generales, el total año de 2017 ha sido muy similar a los volúmenes registrados en 2016, con un incremento por nuevos negocios.

En materia de facturación estaremos cerrando con un volumen estimado de $ 1700 millones y esperamos para el próximo año un crecimiento del 25 por ciento; seguimos enfocados en fortalecer nuestra estrategia de crecimiento regional en Paraguay y en Chile, así como apostando también al desarrollo del negocio de la logística para e-commerce.

-¿Qué estrategia se aplica cuando hay merma en la actividad?

-La estrategia adoptada se basa en tres pilares fundamentales: productividad, control de costos y crecimiento. Es decir, buscamos a través de un programa de mejora continua enmarcado en nuestro sistema de gestión generar iniciativas que incrementen nuestra productividad, y a su vez ponemos un foco importante en el control de costos, dado que nuestra actividad es de márgenes muy acotados, y por último buscamos continuar generando nuevos negocios que nos permitan seguir creciendo y absorbiendo costos fijos o de estructura.

-¿Qué expectativas tiene sobre el desarrollo del sector?

-Considero que el sector logístico evolucionó mucho en los últimos 10 años, aunque aún hay muchísimo por hacer en materia de desarrollo de nuevas tecnologías, infraestructura, ruta y más opciones de modalidades de transporte. Ahora, la logística se verá beneficiada con la habilitación de bitrenes, que puede ser un muy buen avance en materia de transporte.